Jeanie Johnston Tall Ship

Jeanie Johnston Tall ShipEl Jeanie Johnston Tall Ship es una copia del original, que se construyó en 1847. Se levantó a orillas del río San Lorenzo en la ciudad de Quebec, Canadá. Su arquitecto fue el constructor naval y maestro artesano John Munn. El buque de carga de 408 toneladas lo compraron en Liverpool John Donovan y Sons of Tralee, Co.Kerry.

La intención original era que fuera un barco de carga. Sin embargo, a medida que la hambruna se apoderaba de Irlanda, la demanda de transporte a América del Norte se hizo muy grande. Por lo tanto, la empresa realizó un exitoso comercio que trajo emigrantes de Irlanda a América del Norte y regresó con las maderas destinadas a la puertos de Europa.

La Jeanie Johnston realizó su primer viaje el 24 de abril de 1848 desde Blennerville, Co. Kerry a Quebec con 193 pasajeros a bordo. Durante los siguientes siete años, el barco hizo 16 viajes a Norteamérica llevando a más de 2.500 emigrantes a salvo al Nuevo Mundo. A pesar del viaje de siete semanas en condiciones muy estrechas y difíciles, nunca se perdió ninguna vida a bordo del barco. Un logro notable que generalmente se atribuye al capitán del barco, James Attridge, nacido en Castletownshend; y al experimentado Doctor del Barco, el Dr. Richard Blennerhassett.

HORARIOS Y PRECIOS

Entre abril y octubre, las visitas son cada hora desde las 10 de la mañana a las 4 de la tarde. Entre noviembre y marzo, las visitas son cada hora desde las 11 de la mañana a las 3 de la tarde. El tour dura 50 minutos. Hay que llegar unos minutos antes para comenzar la visita a tiempo.

Con la Dublin Pass la entrada es gratuita. En caso contrario, los precios de las entradas varían. Para adultos, 10 euros; para mayores y estudiantes, 9 euros; los niños hasta 14 años, 5.50 euros; para familias (máximo 4 miembros) son 25 euros.

COMO LLEGAR

En transporte público existen varias opciones para llegar al Jeanie Johnston Tall Ship. En Luas, la parada más cercana es la George’s Dock Luas Stop, de la línea roja. Con Dublin Bus podemos parar muy cerca gracias a las líneas 133 y 142.

No se admiten más comentarios